Actualidad sectorial

El sector transporte y el plan de desarrollo

El sector transporte y el plan de desarrollo

El sector transporte y el plan de desarrollo En el plan de desarrollo 13 regiones han planteado la construcción de…

Leer más..

Tres planes de desarrollo 2011-2022:  inversiones, énfasis y resultados

Tres planes de desarrollo 2011-2022: inversiones, énfasis y resultados

Tres planes de desarrollo 2011-2022: inversiones, énfasis y resultados Las cifras muestran que el gasto del gobierno ha sido el…

Leer más..

Inversiones del plan de desarrollo 2019 – 2022

Inversiones del plan de desarrollo 2019 – 2022

Inversiones del plan de desarrollo 2019 – 2022   El plan de desarrollo 2019-2022 reflejará las prioridades de inversión para…

Leer más..

Crecimiento sostenible y plan de desarrollo: 8 inversiones estratégicas

Crecimiento sostenible y plan de desarrollo: 8 inversiones estratégicas

Crecimiento sostenible y plan de desarrollo: 8 inversiones estratégicas   El plan de desarrollo ha definido el pacto por la…

Leer más..

La minería en el plan de desarrollo:  potencial, metas y desafíos en las regiones

La minería en el plan de desarrollo: potencial, metas y desafíos en las regiones

La minería en el plan de desarrollo: potencial, metas y desafíos en las regiones Para el sector minero, el plan…

Leer más..

El plan de desarrollo y el sector hidrocarburos

El plan de desarrollo y el sector hidrocarburos

  El plan de desarrollo y el sector hidrocarburos   Uno de los objetivos macroeconómicos consignados en el Plan de…

Leer más..

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)     A partir de esta semana Economía Aplicada realiza una…

Leer más..

Costos de la energía: sectores con impacto y perspectiva de la oferta en Colombia

Costos de la energía: sectores con impacto y perspectiva de la oferta en Colombia

 El alza en las tarifas de energía ha generado un importante efecto en los costos de las empresas de algunos…

Leer más..

3 inversiones estratégicas frente al cambio climático

3 inversiones estratégicas frente al cambio climático

  El DNP estima que el cambio climático generará en la economía una pérdida anual del PIB del 0,49%  hasta…

Leer más..

Riesgos y oportunidades de la economía colombiana en 2019

Riesgos y oportunidades de la economía colombiana en 2019

Riesgos y oportunidades de la economía colombiana en 2019   2019 trae cambios en la dinámica empresarial, las variables del…

Leer más..

10 cambios de la reforma tributaria con impacto en la dinámica empresarial

10 cambios de la reforma tributaria con impacto en la dinámica empresarial

10 cambios de la reforma tributaria con impacto en la dinámica empresarial   La reforma tributaria aprobada en diciembre pasado…

Leer más..

Los sectores promisorios en 2019

Los sectores promisorios en 2019

Los sectores promisorios en 2019   Aunque las variables del entorno global continuarán siendo un factor de riesgo para la…

Leer más..

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)

 

Noticia757

 

A partir de esta semana Economía Aplicada realiza una revisión comentada del plan de desarrollo por sectores. El primero es minas y energía, sector que en recursos asignados ocupa el tercer lugar con 97,5 billones de pesos para el cuatrienio.

 

Estas son los programas, metas y nuestra visión en torno a las propuestas del plan de desarrollo para el sector energético:

 --

 

Si desea continuar recibiendo nuestros informes, puede suscribirse sin costo dando click en este link:

Registrarse

 

Subsector energía: oportunidad para las renovables

 

Como nunca el sector de energías renovables encuentra espacio para crecer en Colombia. El plan de desarrollo 2018-2022 identifica que el principal desafío en este campo es consolidar la matriz de generación energética incorporando las energías renovables, con un aumento de la capacidad de generación en los próximos años. 

El aumento de la capacidad instalada en generación es de especial importancia en atención a que la fuente de generación hidráulica vería reducida su participación de manera no prevista: a mediados de 2018 el gobierno aprobó una resolución que contempla un retraso de 5 años en el proyecto hidroituango, por lo que se planea que la generación hidráulica reducirá su participación de 65,5% a 55,3% en el total.

Aunque no aparece aún definida en el plan de desarrollo la meta de aumento en la capacidad generación para el cuatrienio, en el último plan de expansión energética 2017-2031 se estimó pasar de una capacidad de generación actual de 16.742 a 24.273 megavatios al final de este período. 

Como se observa, el plan de expansión prevé la necesidad de incorporar más de 6 mil nuevos megavatios energía en los próximos 11 años (7200 MW si se incluye aplazamiento de Hidroituango). En términos comparativos, si toda la nueva capacidad de generación se solventara con fuentes hídricas, esto equivale a la capacidad de generación de todos los proyectos presupuestados-puestos en marcha en el país desde mediados de los años noventa (Cucuana, Miel, Hidroituango, Porce IV, El Quimbo e Hidrosogamoso).

El desafío en planeación es importante al igual que en la identificación y evaluación de la pertinencia de las diferentes fuentes de generación y en su solución concurren todas las posibilidades, con especial énfasis en las nuevas energías renovables como la energía eólica, solar, bimoasa y otras menores.

Mientras se prevé que la generación de energía proveniente de fuentes tradicionales como hidro, gas y carbón pasará de representar el 94,4% al 76,5% en 12 años, se generará un aumento en la participación de 18 puntos en renovables. La energía eólica, por ejemplo, aumentaría su participación en el total de la energía generada en 11,7% puntos mientras la solar llegaría a representar 4,9%.


Noticia758

Fuente: Plan de expansión energética 2017-2031, Elaboración EA

 

Otro de los puntos asociados al plan es la exploración de fuentes generación a base de carbón térmico. Si bien el carbón térmico se ha utilizado en el país a fin de garantizar la confiablidad del sistema en épocas de escasez de agua, resulta de interés evaluar la fortaleza y eficiencia de otros sustitutos basados en energías renovables que permitan reducir las emisiones de carbono como el gas natural o las nuevas energías FNCER.

La mayor participación de las energías renovables en respuesta a la contingencia actual es una oportunidad de inversión que comienza a desarrollarse.  El Ministerio de Minas ha iniciado la contratación estos proyectos por medio de subastas, la primera se realizó el 31 de enero y se presentaron 20 proyectos de energía eólica, solar y con biomasa.

El 28 de enero de 2019 se lanzó el programa Reactiva Colombia, que integra recursos del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Hacienda (tasa compensada) y recursos ordinarios de Findeter para armar un paquete al cual podrán acceder los sectores público y privado.  Para el sector energía los recursos ascienden a los 280 mil millones de pesos y están dirigidos a proyectos regionales de energías renovables, eficiencia energética, generación, transmisión y distribución en las regiones.

Otra de las metas del plan en el sector energético es el aprovechamiento de los mercados internacionales con condiciones trasnacionales, interconexión eléctrica con Ecuador y Panamá, el desarrollo de infraestructura para comercio internacional de combustibles y la puesta en operación de la planta desgasificadora del pacífico.

En la definición de las metas asociadas al sector energético se encuentran pendientes la meta de capacidad de generación con FNCER -Fuentes no convencionales de energías renovables-, aunque se define una línea de base de 144,77 MW. No se registra aún la meta para hidráulicas, térmicas, auto y cogeneradores, fuentes para las que también está previsto un aumento en la capacidad de generación.

Mientras en el plan de desarrollo se menciona un crecimiento de la capacidad de generación en hidro y termo eléctricas (carbón), las circunstancias coyunturales apuntan a prever la tendencia contraria y en consecuencia una oportunidad para el desarrollo sin precedentes de las energías renovables no convencionales. Solventar el déficit de generación por fuentes hídricas y cumplir la meta de reducción de emisiones de carbono, son argumentos sólidos que permiten el incentivo al desarrollo de estas fuentes.

Es prioritario definir las metas para generación por fuentes, que permita resolver algunas contradicciones entre lo consignado inicialmente en el plan y la evolución reciente que muestran los estudios y planes para la década venidera. Se encuentra por ejemplo que en las metas del plan se establece un aumento en la capacidad de producción de gas, pero una reducción en su consumo. Si se contrasta lo establecido en el plan de expansión energético 2017-2031 vigente, la proyección apunta a una reducción de la participación de esta fuente en la generación de energía. Estas contradicciones no permiten ver un panorama claro en torno a la producción y explotación de gas hacia el futuro y ameritan un análisis pausado. 

Se observa además la necesidad de resolver el contraste entre el propósito señalado en el plan de aumentar la generación con hidro y termo, con lo señalado en los documentos previos de planeación energética, en donde se prevén una reducción en la participación de estas fuentes.

La semana entrante presentamos nuestro análisis del sector de hidrocarburos