Sectorial de la semana

Los sectores promisorios en 2019

Noticia752 

Aunque las variables del entorno global continuarán siendo un factor de riesgo para la macroeconomía local, otros factores favorecen el crecimiento del mercado interno, impulsando la producción en 2019.

Economía Aplicada presenta los sectores promisorios  2019:

 

" target="_blank">

 

Si desea continuar recibiendo nuestros informes, puede suscribirse sin costo dando click en este link:

Registrarse

 

Industria manufacturera

 

La dinámica de la industria manufacturera cuenta a su favor con tres variables que no le habían favorecido en los últimos años: la demanda de los hogares, las tasas de interés y el tipo de cambio.

Como se observa en los gráficos, la tasa de cambio inicia el 2019 manteniendo la devaluación del 3.8% que había alcanzado en el segundo semestre de 2018 respecto al primero y al resultado de los dos años precedentes. Por su parte, la tasa de interés se redujo desde los máximos alcanzados en 2016, pasando de 14% a 10,6%. El buen resultado de la inflación en 2018 y el moderado ritmo que ha registrado la recuperación de la economía serían una variable que contribuiría a mantener la tasa de intervención en los niveles actuales.  

 

Noticia753

                                       Fuente: Elaboración EA con base en Superfinanciera y DANE

 

Se destaca también la demanda de los hogares como variable de impulso al crecimiento sectorial, variable que desde 2018 viene registrando tasas de crecimiento cada vez mayores, en particular la recuperación del consumo de bienes durables y semidurables después de tasas negativas en 2017 y la mejor evolución desde 2016 de los no durables.

Las condiciones más favorables al crecimiento comienzan a reflejarse en la dinámica de la industria, que reporta altos niveles de utilización de la capacidad y un aumento del empleo que a noviembre de 2018 registró el crecimiento más alto desde 2014, 4.4% frente al 0,4% de 2017. El crecimiento de los salarios en un entorno de inflación estable permite la mejora del consumo de los hogares, impulsando la economía en su conjunto.

Los exportadores netos son beneficiados por las condiciones del entorno, pero a diferencia de otros años los orientados a la demanda interna también se benefician del efecto de sustitución de importaciones que genera la devaluación del peso y la recuperación del consumo interno.

 

1.Alimentos y bebidas.En 2019 la industria de alimentos registrará la mejor dinámica en otros productos alimenticios, productos cárnicos y cacao–confitería. En la industria de alimentos se registra un crecimiento de largo plazo en inversiones en nuevos productos y desarrollo de la oferta agrícola local, como en el caso de chocolates y confiteríal.

De igual manera, en el sector cárnico continúa el desarrollo de la producción avícola, porcícola, la consolidación del hato y distintas inversiones en el sector ganadero que soportan la elaboración de productos industriales y el crecimiento del sector de concentrados para animales a tasas superiores a las de los últimos dos años, en torno al 6%.

 

Noticia754

Fuente: Elaboración EA

 

2.Farmacéuticos.Como lo hemos mencionado en nuestros distintos informes, desde el semestre pasado comenzó a observarse la recuperación de la demanda de los hogares por bienes y servicios de salud, a un ritmo mayor al del consumo total. Las ventas del sector farmacéutico recuperaron cifras positivas después del descenso de 2017 mientras la encuesta de servicios mostró que los ingresos del sector salud privada tuvieron un desempeño mejor que el de los años anteriores. Si bien las ventas de droguerías no se recuperan del todo, el ajuste en 2018 fue leve comparado con el de 2017 y el mayor crecimiento de las importaciones para el sector da cuenta de que las empresas comienzan nuevamente a aumentar sus inventarios.

 

3.Químicos básicos. Al ritmo del crecimiento de la industria química, la industria de agroquímicos recuperó su dinámica en 2018 con tasas de crecimiento superiores al 10% en producción y ventas. Este sector exporta cerca del 40% de lo que produce por lo que se beneficia en términos netos del nivel actual del tipo de cambio.

 

4.Plásticos. La recuperación de la industria y el comercio es una buena noticia para el sector plástico al aumentar la demanda por empaques, una dinámica que también mejora con la recuperación del consumo de los hogares y el cambio de tendencia que registra el sector de la construcción. Aunque es un sector que depende de materias primas importadas su coeficiente exportador elevado le permite lograr un efecto neto positivo.

 

5.Vehículos y autopartes. Ingresa por primera vez a nuestro ranking de promisorios, gracias a la recuperación del consumo de bienes durables, las bajas de interés y porque se beneficia de manera particular del tipo de cambio, pues al estar integrado verticalmente la producción local de autopartes se favorece frente a las importaciones. También exporta el 32% de su producción local permitiendo ofrecer precios competitivos en los mercados externos y/o percibir mayores ingresos en pesos por sus ventas externas.  

 

6.Metalmecánica. Por segundo año consecutivo, la producción de hierro y acero es uno de los sectores promisorios. El mercado internacional del acero ha recibido un impulso gracias al proceso de reconversión o cierre de un número importante de las siderúrgicas en China, que están demandando mineral de hierro en vez de chatarra a fin de reducir los niveles de contaminación.

Al buen momento de la producción siderúrgica se suma la recuperación del sector productos metálicos, derivada del cambio de tendencia que registra el sector de la construcción de vivienda y las obras civiles.

 

7.Minería y petróleo. En el caso del sector minero, aunque los precios del carbón no registraron el último trimestre los récords históricos alcanzados en 2018, mantienen niveles elevados, impulsando la dinámica productiva sectorial y el nivel de empleo, que pasó para el agregado de minas y canteras de la información DANE, de 104 a 204 mil personas entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018. Aunque los precios del petróleo continuarían registrando una alta volatilidad, las inversiones en exploración continuarán siendo prioritarias para consolidar volúmenes de exportación que permitan compensar con cantidad los bajos precios o aprovechar los ciclos de precios altos que se presenten.

 

8.Flores. Por exportar más del 90% de su producción el sector floricultor es el que se beneficia en mayor medida de la devaluación del peso y así lo muestran las cifras. Al cierre de 2018, las exportaciones de flores alcanzaron el valor más alto de los últimos 10 años, una inversión concentrada principalmente en los departamentos de Cundinamarca y Antioquia.

 

9.Construcción. Desde el tercer trimestre de 2018 las cifras del sector construcción registran un cambio de tendencia que comienza a reflejarse también en sus actividades asociadas y el empleo, que después de registrar bajos crecimientos o descensos desde 2015, aumentó 10% en el último trimestre del 2018.

Los proyectos de obra civil en ejecución contarían con mejores condiciones climáticas en el primer semestre respecto al año pasado, lo que permitiría avanzar a un mayor ritmo en su ejecución, mientras en la construcción de vivienda los avances se observarían en la reducción de los inventarios existentes y la terminación de los proyectos de obra que habrían quedado inconclusos.

 

10. Actividades profesionales, científicas y técnicas, actividades informáticas. Los servicios de arquitectura e ingeniería impulsan la dinámica de este sector, que registró durante todo 2018 tasas de crecimiento en ventas superiores al 12% anual. Si se consolida la recuperación del sector construcción la dinámica favorable de este sector continuara. El sector de servicios de informática continúa en su tendencia de largo plazo, en la que muestra crecimientos superiores del 10% en sus ventas.

 

11. Contenidos digitales y para televisión. Por ser actividades intensivas en mano de obra, los servicios de elaboración de contenidos digitales, programas y desarrollos para tv e internet, se favorecen por cuenta de la devaluación. En 2018 las ventas de este sector registraron uno de los mayores crecimientos del sector servicios.