Actualidad sectorial

Tres planes de desarrollo 2011-2022:  inversiones, énfasis y resultados

Tres planes de desarrollo 2011-2022: inversiones, énfasis y resultados

Tres planes de desarrollo 2011-2022: inversiones, énfasis y resultados Las cifras muestran que el gasto del gobierno ha sido el…

Leer más..

Inversiones del plan de desarrollo 2019 – 2022

Inversiones del plan de desarrollo 2019 – 2022

Inversiones del plan de desarrollo 2019 – 2022   El plan de desarrollo 2019-2022 reflejará las prioridades de inversión para…

Leer más..

Crecimiento sostenible y plan de desarrollo: 8 inversiones estratégicas

Crecimiento sostenible y plan de desarrollo: 8 inversiones estratégicas

Crecimiento sostenible y plan de desarrollo: 8 inversiones estratégicas   El plan de desarrollo ha definido el pacto por la…

Leer más..

La minería en el plan de desarrollo:  potencial, metas y desafíos en las regiones

La minería en el plan de desarrollo: potencial, metas y desafíos en las regiones

La minería en el plan de desarrollo: potencial, metas y desafíos en las regiones Para el sector minero, el plan…

Leer más..

El plan de desarrollo y el sector hidrocarburos

El plan de desarrollo y el sector hidrocarburos

  El plan de desarrollo y el sector hidrocarburos   Uno de los objetivos macroeconómicos consignados en el Plan de…

Leer más..

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)

El plan de desarrollo y el sector minero-energético (I)     A partir de esta semana Economía Aplicada realiza una…

Leer más..

Costos de la energía: sectores con impacto y perspectiva de la oferta en Colombia

Costos de la energía: sectores con impacto y perspectiva de la oferta en Colombia

 El alza en las tarifas de energía ha generado un importante efecto en los costos de las empresas de algunos…

Leer más..

3 inversiones estratégicas frente al cambio climático

3 inversiones estratégicas frente al cambio climático

  El DNP estima que el cambio climático generará en la economía una pérdida anual del PIB del 0,49%  hasta…

Leer más..

Riesgos y oportunidades de la economía colombiana en 2019

Riesgos y oportunidades de la economía colombiana en 2019

Riesgos y oportunidades de la economía colombiana en 2019   2019 trae cambios en la dinámica empresarial, las variables del…

Leer más..

10 cambios de la reforma tributaria con impacto en la dinámica empresarial

10 cambios de la reforma tributaria con impacto en la dinámica empresarial

10 cambios de la reforma tributaria con impacto en la dinámica empresarial   La reforma tributaria aprobada en diciembre pasado…

Leer más..

Los sectores promisorios en 2019

Los sectores promisorios en 2019

Los sectores promisorios en 2019   Aunque las variables del entorno global continuarán siendo un factor de riesgo para la…

Leer más..

Perspectivas económicas 2019

Perspectivas económicas 2019

Perspectivas económicas 2019   Superado un 2018 de importantes desafíos, la economía colombiana enfrenta en 2019 un año distinto en…

Leer más..

 

Sectorial de la semana

 

¿Sectores buenos y malos? Los dilemas del desarrollo

Noticia652 

El desarrollo permite el acceso a bienes y servicios a la población, un objetivo para el cual es necesario que los hogares cuenten con riqueza en los ingresos (empleo o inversión en activos) y el acceso a los servicios básicos (proveniente del estado).

Los hogares mejoran su bienestar y el estado se fortalece en su capacidad con la generación de riqueza en los sectores económicos. Cada sector aporta de manera distinta al crecimiento generando activos asociados al capital producido, el capital natural y el capital humano.

Algunos sectores son intensivos en empleo no calificado, otros generan menos empleo pero absorben mano de obra calificada con buenos salarios, otras son industrias extractivas fuertemente intensivas en capital que generan menos empleo, pero tienen una participación importante en los ingresos tributarios.

 

¿Cuáles son los sectores que generan mayor riqueza y contribuyen a la generación de ingresos?

 

El estudio la riqueza cambiante de las naciones revela que el 64% de la riqueza global corresponde a la generada por el capital humano (ingresos a lo largo de la vida provenientes de salarios) y se concentra principalmente en los países de ingreso alto y medio alto. Esta variable registra un crecimiento del 4% anual mientras en el promedio mundial aumenta al 1%. En este grupo de países es mayor el volumen de empleo calificado, que permite a los hogares contar con una mayor participación en el ingreso.

 

En contraste, la riqueza de los países en desarrollo se basa en el capital natural, que tiene un peso mayor en la riqueza de los países de menor desarrollo y un peso muy reducido en los de mayor ingreso.

 

Pero la gestión del capital natural es la principal fuente de ingresos para aumentar el capital humano y producido (maquinaria, edificios, terrenos) en los países de menor ingreso. Su adecuado desarrollo se refleja, de acuerdo con el estudio en mayor infraestructura y educación, sectores que han visto aumentar sus presupuestos en los últimos años, aunque a ritmos y magnitudes distintas.

 

Las ganancias que produce la adecuada gestión del capital natural son un punto de partida para conseguir el aumento del capital producido, que permite generar mayores ingresos por salarios, ganancias e impuestos.

 

Pero, aunque desde hace décadas se analiza a los países en desarrollo como dependientes de las materias primas, el capital natural no ha sido aprovechado suficientemente para generar un acervo de factores productivos (infraestructura y educación).

 

Si bien se han desarrollado sectores como la minería y los hidrocarburos, (no renovables) en la gestión del capital natural está todo por hacerse, el aprovechamiento de la tierra cultivable, el crecimiento del sector de forestales y el cuidado y desarrollo en turismo ecológico de las áreas protegidas. Estos recursos renovables producen ganancias y riqueza a perpetuidad si se manejan de manera sostenible.

 

Estos tres segmentos tienen en común su contribución con el desarrollo del medio ambiente, en el cuál el cuidado del agua es otro de los desafíos, el aprovechamiento de residuos sólidos y la organización de la recolección en la fuente en los hogares e industrias.

 

En varios de estos ítems el país tiene un aporte importante a nivel global. El 69% de la energía que se consume en Colombia proviene de fuentes renovables como el agua[2], recurso gracias al cual nuestro país se destaca con el lugar número 18 en el mundo frente a 130 países en el trilema energético [3], un cálculo realizado por el World Energy Council que plantea el difícil equilibrio entre la seguridad energética, la sostenibilidad ambiental y el acceso a los servicios de energía.

 

Estamos entre los principales generadores de energía a base de fuentes no fósiles, una característica que nos diferencia de los países Europeos y de China, que basan su generación de energía en combustibles fósiles. Estos países basan su movilidad y procesos industriales en combustibles fósiles, por lo que para estos es vital la transición a energías limpias. En nuestro caso, dado el potencial de generación en energía de fuentes hídricas, el fomento al uso de vehículos eléctricos y otras aplicaciones que serían un avance más en la cadena productiva basada en esta dotación natural.

 

Por esta razón las acciones del país en estos sectores tienen una contribución mayor en el marco del desarrollo sostenible que otros que por el momento son útiles para la generación de ingresos.

 

En el caso del petróleo, el país es el número 36 en reservas estimadas y su contribución al porcentaje de emisiones no está entre los más elevados. Con una mirada estratégica como país y teniendo en cuenta que las rentas petroleras representan el 2% del PIB, resulta importante mantener el desarrollo de este sector de manera sostenible, con la evaluación de todos los modos de explotación como requisito y el seguimiento detallado del desarrollo de los modos menos tradicionales, de explotación en otros países para luego tomar las decisiones a nivel local.

 

Pero el sector de hidrocarburos representa solamente el 4,5% del PIB, mientras la refinación aporta el 1,6%. La industria manufacturera continúa siendo el sector más importante de la economía con el 10,5% del PIB, las exportaciones representan el 14%, los servicios el 7,5%, el sector salud y educación el 10% del PIB. Estos son los sectores que aportan la mayor generación de empleo calificado y cuya discusión registra un menor desarrollo, siendo los más pertinentes.

 

Noticia653

Fuente: Cálculos EA con base en DANE

 

El desarrollo de estos sectores se basa en el desarrollo de la infraestructura y el sector educación, ambos financiados con recursos públicos que solamente a través de una gestión productiva y adecuada del capital natural (renovable y no renovable), puede financiarse.

 

Mientras el capital natural no renovable (minería e hidrocarburos) se ha desarrollado con mayor fuerza durante el presente siglo, el capital natural renovable (tierra cultivable, reservas forestales y bosques) sería una fuente de riqueza si se planifica su desarrollo en los próximos años, pues tiene potencial de crecimiento en los mercados externos.

Perspectivas

Más allá de una selección entre sectores buenos y malos, antes de tomar decisiones en torno al modelo de desarrollo es importante realizar una permanente comparación de nuestras características y dotaciones de país con otros modelos de desarrollo, identificando las diferencias e impactos de las decisiones.

 

Este conocimiento permite tomar decisiones enfocadas al correcto uso de los recursos, la planeación de largo plazo y el seguimiento de las inversiones con evaluaciones de impacto y costo eficiencia, para que el uso del capital natural pueda avanzar en la construcción de capital humano y producido.